“…la belleza es el único lenguaje de nuestra alma…no comprende otros. No tiene otra vida, no puede producir otra cosa, no puede interesarse en otra cosa… ¡Se necesita tan poca cosa para estimular la belleza de un alma!...Quizá no es necesario despertar, sino basta no adormecer. No es quizás el elevarse, sino el descender, lo que requiere esfuerzos…si tuviésemos menos miedo de la belleza, llegaríamos a no encontrar otra cosa en la vida, porque, en realidad, bajo todo lo que se ve, lo único que existe es eso…”

Maurice Maeterlinck

50.Decantador de pequeñeces







“…el alma transforma en belleza las pequeñeces que se le ofrecen y, si bien se mira, parece que no tiene otra razón de ser, y que toda su actividad se emplea en reunir en el fondo de nosotros un tesoro de belleza indescriptible…”

Maurice Maeterlinck. “La inteligencia de las flores”. Ediciones Nuevo Siglo S.A. 1997. Bs As. Argentina. pp 110

La obra pertenece a la serie "Receptáculos de fluido universal". Un conjunto de tejidos que remiten a diversos contenedores de aquella energía vital que recorre todo lo que nos rodea. Elemento invisible, perdido en  el vaivén  del dia a dia.
Una trama desordenada que pertenece  a la poda anual de la Ampelopsis  tricuspidata, enredadera , que  tapiza las paredes  de mi casa- taller